Recicla tus viejas maletas:

 

Seguro que tienes alguna maleta antigua guardada en lo alto de algún armario ocupando un espacio que podrías aprovechar para otras cosas mas útiles y seguro que también tienes un montón de libros desordenados apilados en algún estante de casa, encima de alguna silla o en lugares donde no deberían estar.

Te proponemos reciclar esa maleta antigua. Hacer manualidades aprovechando los materiales que tenemos en casa. La maleta debe ser de las antiguas, sin ruedecillas. Además de la maleta, necesitamos tela, cola y grapas o tachuelas para sujetar la tela.

Primero tenemos que vaciar la maleta por si contiene algo todavía para después limpiarla bien por dentro por si le ha entrado algo de polvo por estar durante mucho tiempo en lo alto del armario. Lo que haremos será forrarla con la tela que hayamos comprado o elegido para la ocasión; los motivos florales suelen ser adecuados y usados para los forros, pero queda a la elección de cada uno. Una tela en un color intenso y homogéneo también quedaría genial.

Cogemos la tela y la tensamos y unimos los bordes en el interior de la maleta, con las grapas y si queremos, las tachuelas también para que quede mucho más bonito. Una vez que hemos puesto la tela en todo el interior de la maleta, iremos a colocarla en algún bonito rincón de la casa, de forma que la maleta quede en posición horizontal, abierta para que la tela quede visible; ahí mismo nosotros podemos colocar nuestros libros, en diferentes posiciones, volcados, mostrando los más antiguos para hacer juego con la antigüedad de nuestra maleta o como queramos. De esta forma, hemos reciclado una maleta vieja que no hacía mas que ocupar un lugar en el espacio encima de cualquier mueble de casa. Le hemos dado utilidad.

Sin comentarios

Deja un comentario