Cómo hacer una cerradura

Hola amigos, bienvenidos a un nuevo artículo del copón. En esta ocasión os voy a enseñar a hacer otra caja de apertura secreta, esta vez con un mecanismo muy sencillo como pocos  en el mercado pero a la vez muy muy ingenioso, a ver qué os parece.

Como podéis imaginar una vez cerrada la caja, con un simple movimiento, no hay manera de abrirla… a no ser que conozcáis, el “Toque Mágico voila”, que puede abrirla. El mecanismo de apertura se basa en  la fuerza centrífuga.

En cualquier posición, la caja estará cerrada, cuando la giramos a bastante velocidad, las fuerzas centrífugas hacen su trabajo, desplazan los clavos hacia el exterior, y liberan la madera del medio que está unida al cuerpo de la caja. He utilizado: una caja barata que he comprado los chinos. – cuatro clavos – el palito hueco de un caramelo y unos trozos de madera, el que he usado es de una chapa o panel que he sacado de una caja de frutas. Y además, he usado un palo cuadrado con 20 centímetros más o menos será suficiente. Lo primero que haremos será cortar tres trozos iguales del palo de madera.

Su tamaño, es como el ancho del hueco de la caja. Después, cortamos un trocito de chapa, el largo, es como el ancho de la tapa, y de ancho, como uno de estos que hemos cortado antes, justo para que entre en la ranura que vayamos a usar. Una vez cortado, lo meto en la ranura lo pongo recto con la tapa, y lo pegó encima, con cola blanca, uno de los trozos que ya tenemos cortado. Una vez que se seque la cola y este bien pegado, lo saco, lo alineo bien con las otras dos maderas que ya tengo cortadas, con mucho cuidado y discreción, y ahora les voy a hacer cuatro agujeros que los atraviesen de lado a lado. Pongo justo al medio un trozo de madera para poder sujetarlos mejor y esto quedará estupendamente.

Aquel que tenga la madera pegada, lo deslizó por la ranura hasta el medio de la caja. Los otros dos, los pego en la tapa. Dejando un hueco en el medio, como si hubiera otros tres. Para que los clavos encajen, y deslicen mejor pongo un trocito de tubo del caramelo. Pongo ahora los clavos… Ya por último, para que no se caigan los clavos, pego unos topes a los lados. El del lado izquierdo, aprovechó también, y lo voy a pegar junto a la madera contigua, así no se puede deslizar la tapa. Siguiendo estos pasos la caja está lista y, además, con unos resultados excelentes. Bueno, y nada más, espero que os haya resulta interesante, saludos para todos… y hasta el próximo artículo sobre domótica y cerraduras.

Sin comentarios

Deja un comentario