Como hacer abanicos de papel

 

Como hacer abanicos de papel. Haz unos increíbles abanicos de papel de una forma fácil y divertida.

¿Cómo hacer abanicos de papel?

Estos soplillos de papel son una de las creaciones más populares derivadas del origami. Su éxito se debe a su elegante diseño y facilidad para crear uno de ellos.

Puedes utilizarlo como adornos para los muñecos, para refrescarte en verano o simplemente como actividad recreativa para tus niños en un día de lluvia.

Abanico publicitario, MOD. 58320

Para armar un abanico de papel primero debes escoger el material. Elige una hoja cuadrada, ya que es más sencillo para los principiantes. Ten en cuenta que la longitud final del abanico será equivalente a 2/3 del tamaño de sus lados.

Pero para el primer intento, es recomendable que elijas un papel que mida 15 centímetros en cada lado.

 

Pon el cuadrado de frente, es decir, que el diseño esté boca arriba. Haz un pliegue cuya longitud sea ¼ la del cuadrado. Al finalizar por la cara visible del cuadrado boca abajo.

Como habrás notado ahora tienes un rectángulo. Tienes que doblar hacia abajo 1/3 del mismo, es decir, que al doblar el pliegue podrás ver el diseño del papel.

En esta etapa, tienes que plegar los dos lados transversales a los que doblaste en el paso anterior. Pliega cada lado de forma que llegue a la mitad del cuadrado. Continua realizando pliegues de esta manera hasta obtener el ancho que deseas para cada tira del abanico.

 

Como ya tienes el papel doblado en forma horizontal, es momento de desdoblarlo y rotarlo noventa grados.

Ahora es momento de armar el diseño final del abanico. Tienes que doblar un pliegue hacia arriba, y el que sigue hacia abajo. Repite el procedimiento hasta finalizar con todos los pliegues. Esta técnica se conoce como ‘pliegue de la montaña’.

 

Si realizaste los pasos anteriores correctamente, tendrás una tira horizontal sola con el aspecto de un bandoneón. Por lo tanto, es momento de armar el mango del abanico. Para ello necesitaras de un trozo de hilo, preferentemente del color del papel.

Cuando tengas el hilo, tienes que enrollarlo varias veces sobre el papel desde uno de sus extremos. Átalo bien fuerte para tener la garantía de que no volverá a desatarse.

 

¡Listo! Ya tienes tu abanico terminando. Una vez que aprendas el procedimiento no querrás parar de fabricarlos. Puedes utilizar cualquier diseño de papel, siempre respetando que el mismo sea un cuadrado.

Ahora que ya sabes crear abanicos sorprende a tus amigos regalándole alguno, utilízalos como adorno de mesa o para refrescarte en los días cálid

Sin comentarios

Deja un comentario